¿Aprender una lengua extranjera sin saber usar tu idioma nativo?

Con tan solo mirar a nuestro alrededor, podemos ver montones de anuncios de academias, profesores o empresas en las que se nos repite una y otra vez la necesidad de aprender idiomas. Lo cierto es que estudiar una lengua extranjera está más de moda que nunca, ya sea para optar a un (mejor) puesto de trabajo o conseguir desenvolverse con cierta facilidad en otro país. De hecho, a nadie se le ocurriría poner en duda la importancia de aprenderlas, e incluso los medios de comunicación se alarman con el desconocimiento que hay de ellas.

¿Aprender una lengua extranjera sin saber usar tu idioma nativo?
Por otra parte, tampoco hace falta irse muy lejos para observar que el nivel de español que hay en general deja mucho que desear. Los errores de puntuación, de sintaxis y sobre todo de ortografía están cada vez más presentes en prácticamente cualquier ámbito de nuestras vidas, pero por una razón u otra no se le da tanto bombo como al hecho de que el nivel de lenguas extranjeras de los españoles sea tan pésimo. Entonces, ¿podemos llegar a la conclusión de que aprender una lengua extranjera es algo más importante que dominar nuestro propio idioma?

Por supuesto, dejo aparte errores cometidos por despistes. Tampoco me refiero a ser capaz de expresarse con una corrección y un léxico dignos de un académico de la RAE, sino simplemente saber expresarse adecuadamente tanto de forma oral como escrita en nuestra primera lengua... Algo que parece que no se toma demasiado en serio últimamente.

¿Por qué entonces estamos tan obsesionados con aprender un idioma extranjero, si ni siquiera sabemos usar adecuadamente el nuestro? ¿Acaso podemos decir que estamos en condiciones de profundizar en otro si no somos capaces de utilizar con cierto nivel de perfección la lengua que llevamos usando desde que aprendimos a hablar? ¡Esperamos vuestras opiniones!

Lenguadicción, un blog sobre el aprendizaje de idiomas

Lenguadicción, un blog sobre el aprendizaje de idiomas
¡Bienvenidos! Con esta entrada inauguro mi blog: un lugar que me veo de cierta manera obligada a crear, ya que son innumerables las veces en las que he creído necesario opinar o hablar sobre algún tema y no he tenido un sitio en el que poder hacerlo de forma que quedara constancia y que, además, estuviese abierto a posibles debates.

También es cierto que, por más que he buscado, no he encontrado blogs dedicados al aprendizaje de lenguas en nuestro idioma. Vale, sí: quizá blogs corporativos, pero ninguno de un particular. Así que, efectivamente: el blog se dedicará a abordar este tema desde un enfoque desenfadado y accesible tanto para aficionados como para profesionales del sector.

Quizá a estas alturas ya os estéis preguntando quién soy yo, y esto es algo que no solo puede contestar una descripción o un perfil en una red social, así que lo iréis descubriendo poco a poco a medida que este sitio vaya tomando forma. Desde este momento, os animo a que si queréis ver algo específico por aquí me lo hagáis saber a través de las redes sociales o en los comentarios. De hecho, ya estoy preparando una entrada en la que entraremos en un tema algo controvertido... :)

Con todo esto dicho, tan solo me queda daros una calurosa acogida a todos y animaros a que sigáis la pista de Lenguadicción. ¡Bienvenidos!