Certificados oficiales de idiomas: para qué sirven y por qué tenerlos (o no)

La semana pasada me presenté por primera vez al Noken y ayer hice lo mismo con el TOEFL así que ya sabéis por qué no he publicado muchas entradas durante todo este tiempo  y me pareció interesante compartir mis pensamientos con vosotros, así como intentar orientar a la gente en este delicado pero importante tema.

Como habréis podido adivinar, los dos acrónimos anteriores se refieren a dos exámenes oficiales que certifican el nivel de un idioma, pero cada uno de ellos tiene un objetivo diferente debido a sus características:


Por un lado tenemos los exámenes oficiales, que normalmente son requeridos en el mundo laboral. Son, de hecho, los que la mayoría de la gente conoce: los exámenes de Cambridge, los DELF, el mencionado Noken, etcétera). Estas pruebas suelen permitir a un seleccionador saber si un candidato tiene un cierto nivel de idioma para poder desempeñar su trabajo (sin entrar al tema de si se actualmente se piden para cualquier tipo de trabajo aunque no sea necesario...). No tienen fecha de caducidad: si los aprobamos, nos sirven para siempre.

Certificados oficiales de idiomas: para qué sirven y por qué tenerlos (o no)
Por otro, nos encontramos aquellos exámenes que generalmente nos sirven para demostrar que tenemos cierto nivel de una lengua como para poder estudiar en una universidad extranjera. Es el caso del anteriormente mencionado TOEFL o del IELTS (solo conozco estos exámenes... ¡pero la lista se puede ampliar con los que conozcáis vosotros!). Las instituciones que los piden como requisito de admisión no tienen el tiempo (o el personal) para poder evaluar el nivel de idioma de todas aquellas personas que quieren acceder a ellas, así que necesitan una certificación externa que lo acredite. Este tipo de exámenes no se aprueban ni se suspenden: se consigue una puntuación dentro de un rango. Además, tienen fecha de caducidad (suele ser dos años): a partir de ese momento, dejan de tener validez.

Ahora que os he presentado los dos grandes grupos de certificados oficiales, me gustaría poder opinar sobre su utilidad y sobre si merece la pena invertir nuestro tiempo y dinero en preparárnoslos:

No deberías presentarte si...

  • Estudias actualmente un idioma y tienes pensado continuar con él.
  • Tienes ya algún otro certificado de esa lengua, aunque hace mucho tiempo que lo hiciste. Mi consejo es que si hace tiempo que aprobaste un examen y temes poder parecer "oxidado", tienes la posibilidad de hacer algún tipo de curso (una posibilidad es buscarlos en Coursera o Udemy, pero hay muchísimas más). Los hay a muy buen precio o incluso gratuitos, y pueden ayudarte a mejorar el idioma a la vez que aprendes (más) vocabulario especializado de tu sector. 
  • Tienes planeado ir a trabajar al extranjero. Cuando vayas a la entrevista de trabajo, los mismos entrevistadores van a comprobar si eres capaz de desenvolverse en su idioma o no, no hace falta ningún papelito que se lo indique.
  • Vas a manejar dicha lengua día a día. En ese caso, un buen entrevistador se dedicaría a hacerte toda o parte de la entrevista en ese idioma. Y si trabajas por tu cuenta, que cobres o no se va a basar en si eres capaz de comunicarte con tus clientes o en si sabes usar esa lengua para trabajar.
Sí deberías presentarte si...

  • Te lo piden como requisito para acceder a un determinado puesto de trabajo o estudios (como por ejemplo un máster, o para optar a una beca) que realmente te interesan.
  • Has alcanzado el nivel máximo que necesitas o quieres tener de un determinado idioma y no piensas continuar en su estudio, por lo menos, a corto plazo.
  • Y, por supuesto, ¡si quieres lucir de título o de conocimientos! ;)

Y vosotros, ¿habéis hecho alguna vez un examen de certificación oficial de idiomas? ¿Creéis que sirven para algo o solo para que los organizadores se lucren con ellos?

Publicado por Estefanía Fernández García

6 comments

¡Hola!
Interesante entrada :)
En mi caso, la verdad es que no tengo ningún título que certifique mis conocimientos de inglés (bueno, sí el Trinity, pero por circunstancias que no vienen al caso, jeje). Durante una época me planteé hacerlo, pero me estuve informando y, como indicas en tu entrada, me di cuenta de que tenía que tener claro si me haría falta realmente. Como traductora, no conozco ninguna empresa (y menos aún cliente) que exija un certificado de este tipo para contratarte o contar con tus servicios. Sin embargo, quienes estén pensando en la enseñanza como una opción, seguramente tendrán que sacárselo porque se suele exigir en muchos casos. Aun así, en las ocasiones que he trabajado como profe nunca me lo han pedido, sino que me han hecho la entrevista en inglés.

Los títulos son bastante caros y a veces el hecho de que no caduquen no es precisamente positivo, porque si un posible empleador ve que te sacaste el Advanced, por ejemplo, hace 8 años, va a dudar de si se te habrá olvidado...

Yo soy poco de tener títulos por tener. Desde mi punto de vista, hay que plantearse para qué lo querrás y si realmente te hará falta. Si no, no. Otra razón que me lleva a pensar así es que normalmente estos exámenes demuestran que te has preparado ESOS exámenes, no exactamente tu conocimiento de inglés propiamente dichos. Muchas academias viven de preparar estas pruebas, por lo que al precio del examen hay que sumar la preparación específica previa.

En fin, ¡para pensárselo! :-)

Saluditos

Responder

Buenos días, Estefanía:

Gracias por tus reflexiones. Interesante entrada.

Sólo un comentario: yo conseguí el título de inglés (5º) en la EOI de Alicante en 1985, cuando no había escuelas oficiales de idiomas más que en muy contadas capitales de provincia. Recuerdo que suspendieron al 90% -exacto- de los candidatos.

Han pasado más de 28 años, y a mí no me han pedido ese título NUNCA (y no es una forma de hablar). Tengo amigos, familiares, conocidos y colegas de trabajo con estudios en todas las disciplinas académicas, y no conozco ni un solo caso en el que nadie haya pedido a ninguno de ellos un título en ningún idioma.

Curioso.

Saludos, y buen día.

Responder

¡Hola! En primer lugar, gracias por tu comentario: eres la primera y me ha hecho mucha ilusión :)

La verdad es que yo tampoco soy partidaria de los títulos que se sacan porque sí, aunque pienso que en el caso de los profesores pueden ser una muestra rápida de cumplen unos requisitos de nivel para dar la clase o lo que sea, más aún si quien te contrata no los conoce.

También es cierto lo que dices de que a veces estas pruebas miden más si te has preparado para ellas que si realmente cumples los requisitos para obtener el nivel que certifican, así que nunca queda demasiado claro qué hacer... Supongo que al final es decisión de cada uno y sus necesidades en cada momento :)

Responder

Hola, Arturo:

No quería tocar el tema en la entrada pero, como indicas, desgraciadamente hay cierta "titulitis" en España y parece que si tienes un certificado de nivel sabes más que una persona que no lo tenga. Además, recuerdo que hace poco una de nuestras profesoras nos dijo que el inglés es el segundo motor económico en el Reino Unido... Así que supongo que a los responsables de estos exámenes también les interesará que ahora se requieran para cualquier puesto de trabajo.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Responder

Hola estefania:
como bien dices, esta moda de pedir titulos de idiomas para cualquier trabajo(se use o no)

Eso hace mas mal que bien(sobre todo a nosotros los usuarios/clientes).
Solo lo veo util en casos muy concretos(como el de los profesores que comentas), la mayoria de las veces solo sirve para que los entrevistadores se "curen en salud"(con el consiguiente negocio de las academias) ante sus jefes y puedan asegurar que tienes(mas bien dices tener) un de terminado nivel.

¿No seria mucho mas facil(sobre todo economicamente) hacer una entrevista en ese idioma, que es donde de verdad se ve si alguien se defiende en un idioma o solo ha "comprado" el titulo? Al fin y al cabo lo que de verdad cuenta es mi dia a dia con ese idioma y no un titulo(que no demuestra necesariamente mi dominio del idioma) Un idioma es practica(experiencias) mas que titulos..............

¿Alguien veria logico pedir un titulo de idiomas a alguien "nativo"(antes de saber que es nativo en ese idioma claro)? Seguramente sepa mucho mas del idioma que cualquier titulo, por alto que sea.

Y esto se plica a cualquier examen/conocimiento, no solo a los idiomas

Un saludo estefania :D

Responder

Hola, Fede. Como comentas, yo también opino que lo mejor sería hacer la entrevista en dicho idioma (si es que de verdad va a ser necesario usarlo en el trabajo porque si no, ¿para qué se pide?), puesto que, como comentas, sería más rápido y económico para ambas partes ya que un título no siempre demuestra un conocimiento del idioma a la hora de desenvolverse en él.

Pero es que hablar un idioma desde la infancia tampoco asegura un correcto dominio de la lengua. De hecho, si así fuese, todos los hablantes de español del mundo se expresarían correctamente tanto de forma oral como escrita y, sin embargo, estoy segura de que muchos nativos de español no aprobarían el DELE C2.

¡Saludos!

Responder

Publicar un comentario